La Desheredación: ¿Qué es? Y cómo se realiza?

Con la crisis sanitaria y el confinamiento provocado por el COVID-19 ha tomado auge en estos meses una figura un tanto olvidada del Derecho Sucesorio: la desheredación. Cuando hablamos de ‘desheredación’ hacemos referencia a aquel negocio jurídico por el cual se deja sin herencia al heredero forzoso o legitimario. Cabe matizar que la privación versa únicamente sobre la ‘legitima’. El testador, a diferencia de lo que pasa con la mejora o la libre disposición, no puede disponer de esta porción hereditaria por estar reservada para los herederos forzosos.  Solo mediante disposición testamentaria, y dentro de las causas tasadas por ley, será posible dejar sin legitima al heredero forzoso o ‘desheredarlo’.

Como veníamos avanzando, la desheredación es una disposición testamentaria destinada a privar a los herederos forzosos de la legítima testamentaria. Según el art. 807 LECiv son herederos forzosos:

  • Los hijos y descendientes
  • A falta de los anteriores, los padres y ascendientes
  • A falta de los anteriores, el viudo/a

Las causas por las que se puede desheredar están tasadas por ley, y se encuentran reguladas en los arts. 852 a 855 del Código Civil. Pese a que existe un amplio abanico de causas, es el art. 852 el que recoge las causas genéricas (las que, además, y en la práctica, son las que más se suelen invocar). Entre estas causas encontramos:

  1. Haber sido condenado, por sentencia firme, por atentar contra la vida o causar lesiones o ejercido habitualmente violencia física o psíquica en el ámbito familiar al testador, su cónyuge, persona a la que esté unida por análoga relación de afectividad o alguno de sus descendientes o ascendientes.
  2. Haber sido condenado, por sentencia firme, por delitos contra la libertad, la integridad moral y la libertad e indemnidad sexual, si el ofendido es alguna de las personas a las que nos hemos referido en el punto anterior.
  3. Acusar al testador de delito para el que la ley señala pena grave, si es condenado por denuncia falsa.
  4. Obligar al testador, con amenazas, fraude o violencia, a hacer testamento o a cambiarlo.
  5. Impedir a otro, por iguales medios, hacer testamento o revocar el que tenga hecho, o suplantar, ocultar o alterar otro posterior.

El procedimiento de desheredación en un proceso complejo y aconsejamos en todo momento estar asesorado por un abogado profesional experto en Derecho Sucesorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *