¿Qué hay de la prohibición de despedir anunciada por el Gobierno?

El pasado viernes día 27 de marzo de 2020 el Gobierno de España, a través de su Ministra de Trabajo, anunció la aprobación de un Real Decreto (publicado el día 28 de marzo) para que “nadie pueda aprovecharse de la pandemia del COVI19 para despedir”. Rápidamente algunos medios se han apresurado a titular que el Gobierno prohíbe el despido. ¿Pero qué hay de cierto en todo eso?

En realidad en España se podrá seguir despidiendo, ya que el Real Decreto 9/2020 no prohíbe todos los despidos. O dicho en otras palabras, se podrá seguir despidiendo por motivos disciplinarios, por ejemplo, pero no por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción derivadas de la extensión de la pandemia del COVID19.

Y por supuesto, podrán seguir produciéndose despidos por estas causas que se considerarán improcedentes y darán lugar a la lógica reclamación del trabajador frente al empresario. Cabe destacar que en la legislación laboral vigente -hasta la instauración del estado de alarma que la limita- en España la indemnización que percibían los trabajadores en caso de despido objetivo es de 20 días por año trabajado, mientras que en caso de despido improcedente es de 33 días por año a partir de la reforma laboral.

En resumen, el RD 9/2020 publicado en fecha 28 de marzo de 2020 lo que nos garantiza es que no se podrá despedir por las causas del despido objetivo, y en caso de que el empresario decida hacerlo, se podrá declarar como improcedentes los despidos objetivos justificados en alguna causa relacionada con el coronavirus. Según explica el propio Gobierno en la primera parte del BOE de 28 de marzo, se pretende que las empresas utilicen el mecanismo del ERTE (que garantiza que el trabajador volverá a su puesto de trabajo y por lo tanto no destruye empleo a largo plazo), el cual se ha flexibilizado hasta el punto de aceptar prácticamente de oficio cualquier solicitud sin perjuicio de la posterior revisión.

Si usted ha sido despedido después a partir del 28 de marzo por alguna causa económica, técnica, organizativa o de producción su despido es, casi con total seguridad, improcedente, y por tanto deberá reclamarlo. Tenga en cuenta que, actualmente, los plazos se encuentran suspendidos aunque siempre es recomendable acudir a un profesional cuánto antes.

Del mismo modo, el RD 9/2020 supone un cambio para los trabajadores temporales afectados por el ERTE, a los cuales no se les contabilizará como tiempo de su contrato temporal el tiempo que se encuentren dentro del Expediente de Regulación. Por ejemplo, si usted tenía un contrato temporal que finalizaba el 1 de abril y está en un ERTE desde el pasado día 20 de marzo, tendrá once días más de contrato que se empezarán a contar desde que finalice el mismo.

Ante cualquier duda, tienes a tu dispoción nuestro formulario de consulta. ¡No dudes en utilizarlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *